Inicio Creepypastas Robar es malo

Robar es malo

57
Compartir

niño disfrazado

Hace tiempo ando con ganas de compartir esto aunque tal vez ustedes no me crean los dejo a su criterio.
Soy de Argentina para ser mas exactos de la provincia de Misiones, soy de esas personas que, de vez en cuando, suele adentrarse en lo digamos “paranormal” por asi decirlo, Misiones oculta muchos misterios tales como “La historia de la garganta del diablo” “El Pombero” “El Lobison” entre tantas, pero lo que me paso a mi en verdad mas que paranormal fue muy perturbador, era un dia normal como cualquier otro, hacia calor, caminabas por la calle y te ensuciabas por la tierra colorada, la hora nunca pasaba, normal. Suelo caminar de vez en cuando por ahi rondar pasar el rato, en eso ya cansado decido parar y tratar de descansar, cerca habia un cementerio y al ver todo calmado y esa suave brisa decido pasar y sentarme cerca. Revisando algunas tumbas luego por curiosidad veo una gran cadena con un medallon ambos de oro (no les negare eran preciosos) mire un millon de veces a todos lados, y, muy seguro, los tome y los lleve a mi casa.
Aqui es donde todo se vuelve extraño.
En mi casa somos 5, mis padres y dos hermanos, todos en diferentes habitaciones, al ir a dormir siento pasos en el patio (el lado que da a mi ventana) lo cual hace que me levante, pero rapidamente me vuelvo a acostar ya que el perro no ladro (tengo un perro que al mas minimo paso larga ladridos), los pasos que hasta ese momento me parecian imaginarios cesaron, paso como 5 minutos cuando empese a escuchar golpesitos en mi ventana, que fueron incrementandose hasta tal punto que parecia iba a romperse, lo mas extraño es que nadie se levantaba eran los ruidos mas insoportables y nadie los oia, solamente yo, asi estuvo hasta las 4:00 am, luego repentinamente ceso, me duermo con dudas, a la mañana siguiente tuve mucho miedo pero igual agarre el collar con el medallon y lo devolvi a la tumba, fui a la entrada del cementerio para solamente encontrarme con una bella chica que dijo las siguientes palabras que me quedarian marcadas toda la vida “Ese collar (señala la tumba con el collar) me lo regalaron por mi cumpleaños, y al día siguiente me lo intentaron robar, al resistirme, el maleante, me dio 3 puñaladas dejandome en estado critico” al dar vuelta para decirle algo ya no estaba, volvi a aquella tumba y al observar con determinación habia un lugar cubierto de musgo, al limpiarlo se observa una fotografia, una chica, la misma chica que habia visto hace unos momentos, luego de eso me recorrio un sudor frío por todo el cuerpo, suspire, abri bien los ojos, y corri.
Desde aquel día empese a creer mas en lo paranormal ya que no hay otra explicación para lo que me paso.

Enviado por: Carlos Fernandez

Comentarios